Una cabalgata parte de Portachuelo y llega a la capital cruceña, para mostrar el tramo que hicieron unos aventureros que poblaron las primeras estancias cruceñas. En 2014, esta actividad fue declarada Patrimonio Cultural de Portachuelo.


La Región / Foto: Doly Leytón Arnez
En 1920 un grupo de jinetes se aventuró por la selva beniana para vender ganado en Santa Cruz. Al llegar, poblaron las primeras estancias cruceñas en el Norte del departamento. Ese legado se mantiene gracias al grupo “Los Jinetes del Norte”, que desde hace 14 años cabalgan cada año para recordar la fundación de Santa Cruz, que se celebra el 26 de febrero.
Tony Nazario, el organizador, contó que la actividad fue sugerencia del Camba Florencio, un personaje costumbrista que falleció hace algunos años. El objetivo es recuperar las tradiciones y rendir homenaje a los jinetes que llegaron a esta tierra.
Este año la cabalgata partirá el 22 de febrero rumbo a Perotó, desde Portachuelo. Allí se hará la primera pascana o descanso para un acto de reconocimiento a Rubén Rivero Barba, uno de los pioneros de la caravana.
Después de los primeros 20 kilómetros avanzarán hasta la comunidad La Perdiz, donde pasarán la noche y luego pasarán a Terebinto. El segundo día tienen previsto llegar a las Cruces para pernoctar allí.
En el tramo final, el domingo al mediodía, llegarán a celebrar a Porongo. Este año se prevé la llegada de jinetes de San Carlos, de Santa Cruz de la Sierra, Santa Rosa, Loma Alta, Portachuelo y Montero”.


Publicidad