La almendra no sólo se convierte en una alternativa económica para las comunidades chiquitanas, sino que además su fruto juega un papel esencial para la ganadería en la temporada de sequía. Se la destaca también por su impacto socioambiental favorable que ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.


Cecilia Requena Gallo

Dispersa en la Chiquitanía, sin más cuidado que el de la propia naturaleza, la almendra chiquitana ha empezado a cobrar notoriedad en las comunidades de esta parte del departamento de Santa Cruz. Su rol como alternativa económica para las familias, el importante aporte alimenticio al ganado en la época de sequía, su aporte a la nutrición y la seguridad alimentaria, y el impacto socioambiental favorable, han sido los factores que determinaron su puesta en valor con el apoyo de diferentes instituciones.

DSC05850Desde hace poco más de seis años, la Fundación para la Conservación del Bosque Chiquitano (FCBC) inició un proyecto para impulsar la almendra como una opción económica para las comunidades. “Se ha convertido en una oportunidad de ingreso económico efectivo para muchas familias, sobre todo para las mujeres, quienes en el campo no tienen una fuente de empleo”, explica Diego Javier Coímbra, coordinador del Programa Valoración Socioeconómica del Bosque de la FCBC.
Es así que a la fecha hay al menos 200 familias en la Chiquitanía que se dedican a la recolección del fruto de la almendra, una actividad que por ahora es una alternativa económica para las comunidades que se dedican a actividades agrícolas y ganaderas principalmente.

Al ser la almendra un árbol silvestre, la recolección es un trabajo ‘hormiga’ que empieza en los mismos patios de la casa, luego pasa a las canchas de la comunidad, llega hasta pampas, y las estancias vecinas, haciendo que el recorrido para la recolección se extienda hasta al menos 3 kilómetros. “Todo depende de cuánta facilidad de acceso se tenga, si se puede entrar con bicicleta, carretilla o carrito, entonces se puede acarrear más volumen, pero si sólo lo va cargar en su cabeza, máximo irá a recolectar a 500 metros de su casa”, detalla Coímbra.

Los valores de la almendra

Si bien la generación de ingreso económico para las comunidades chiquitanas es el principal objetivo impulsado por el proyecto de la FCBC, existen otros valores que hacen de la almendra una excelente alternativa productiva. Su aporte nutricional es sin duda uno de ellos. Las semillas son ricas en proteínas (26 %), carbohidratos (27 %), y aceites (42 %). Es entre todas las nueces, la de mayor contenido protéico y menor en aceites. Se estima además, que con el consumo de 100 gr de almendra se estaría cumpliendo con el 50% de lo que el cuerpo requiere diariamente en los minerales más importantes, como el fósforo, hierro, calcio, potasio y zinc.

Es entre todas las nueces, la de mayor contenido protéico y menor en aceites.

Otro de los valores de la almendra, y aún desconocido, es el aporte energético de su pulpa. Esta provee 20% de azúcar y 38% de almidón, haciendo un total de 58% en energéticos. Y es justamente la época en la que cae del árbol, entre agosto y septiembre, cuando mayor necesidad de alimento sufre el ganado por los efectos de la sequía. “Hemos hecho el cálculo y sacamos que con 40 árboles por hectárea podría haber disponible más de una tonelada de pulpa en estos meses que son críticos para la ganadería, y de esta forma paliar y evitar la pérdida de peso de los animales” sostiene Coimbra.

Asimismo, el impacto socioambiental favorable de la almendra no deja de ser menos importante. Su introducción en los potreros otorgaría mejores condiciones a la fauna silvestre en paisajes ganaderos. Ayudaría a la mitigación del cambio climático por fijación del carbono, e incrementaría la producción sin ampliar la frontera agrícola.
Incrementar la producción: una tarea pendiente

Primera selecciónSe estima que cada año se recolectan entre 3 y 6 toneladas de semilla de almendra, dependiendo si las condiciones climáticas fueron favorables o no, una cifra que aún es insuficiente para la demanda del mercado. Y es que trabajar con un árbol silvestre puede llegar a tener sus limitantes al momento de incrementar la producción. Es por ello que el Fondo Nacional de Desarrollo Forestal (Fonabosque) está iniciando un proyecto para incrementar los niveles de productividad de la almendra chiquitana.

“Buscamos ampliar la capacidad productiva a través de plantaciones, desarrollando sistemas sirvopastoriles, agroforestales, y también plantaciones puras”, explica Rudy Guzmán, encargado de la Coordinación del Proyecto Integral de la Chiquitanía del Fonabosque, quien agrega que se espera a mediano plazo, incrementar al menos en un 20% las cifras de recolección.

Se estima que cada año se recolectan entre 3 y 6 toneladas de semilla de almendra.

El proyecto, que se extenderá hasta mediados del 2017, busca asociarse con comunarios a través de organizaciones ya consolidadas en el trabajo de recolección de almendra, como ser Minga, que actualmente es la que se encarga de acopiar la almendra, procesarla, envasarla y comercializarla tanto en la Chiquitanía, como en Santa Cruz de la Sierra.

Para ello, tienen proyectado hasta fin de año concretar acuerdos recíprocos con las comunidades para dotarles de plantines en la modalidad de plantación que sea más conveniente, aunque se priorizará introducirlo a través de sistemas sirvopastoriles y agroforestales. Asimismo, en una siguiente etapa, el Fonabosque trabajará en la identificación de genotipos, junto con el Instituto Nacional de Investigación Agrícola y Forestal (INIAF), para registrar las semillas y almacenarlas como recurso estratégico, al mismo tiempo que se realizarán estudios para encontrar alternativas de producción de semillas con las mejores características posibles.

“El objetivo es mejorar los sistemas de producción agrícola y ganadera como un esfuerzo para mitigar y adaptarse al cambio climático. Hay que evitar la mono producción de cultivos o pasto para la ganadería, y se tiene que trabajar con un enfoque más integral”, subrayó Guzmán.

 

LOGO LA REGIÓN☎ Celular: +(591) 70079347 (Doly Leytón Arnez)
✉ Email:       prensa@periodicolaregion.com
✉ Email:       prensa.laregion@gmail.com