Publicita en La Región, se parte de las empresas que apoyan la difusión del lado positivo de Bolivia. Impulsemos juntos la actividad turística.

  El Eco Parque Encantado tiene como principal atractivo montañas con formaciones diversas de 40 millones de años, que permiten conocer en un solo viaje las eras geológicas. Allí habitan también especies de animales y plantas amenazadas y endémicas.  Este atractivo se disfruta recorriendo montañas con rutas que tienen diferentes grados de dificultad. La adrenalina del barranquismo y la equitación se fusionan en un paseo único, en este paraíso de colores y formas caprichosas. Naturaleza salvaje y sello de la milenaria cultura.  

Texto: Adriana Olivera Rodríguez Fotos: Green Planet Etno Eco Travel

Tupiza, la “Joya de Bolivia”. Denominada así por su gente, es un destino turístico en el que la principal atracción son sus gigantescos cerros de color rojizo, que hacen a la vez de protectores de las ventiscas; razón por la que la ciudad chicheña tiene un clima agradable en plena zona andina.

Ya que hablamos de sus montañas, la aventura turística se vive en torno a ellas. En un recorrido guiado se descubren historias y disfruta de los caminos rodeados de  formaciones que datan de hace milllones de años. Para llegar a las faldas de los cañones que están en el área protegida municipal Eco Parque Encantado, se puede elegir entre caballo o vehículo. Pero si se quiere vivir la experiencia chicheña, un equino es lo más recomendable.

Al escuchar el sonido que emite el jinete con sus labios, como el de un beso, los caballos comienzan a caminar hasta la “Puerta del Diablo”, un bloque de piedras firmes que, como lo dice su nombre, tiene la apariencia de un pórtico.

La Puerta del Diablo es uno de los atractivos de este recorrido.

Durante el camino la vista es muy llamativa. Los cerros rojizos se hacen cada vez más grandes y uno no puede dejar de verlos y admirarlos. Existe un contraste muy marcado entre el color del cañón y las plantas y árboles que son de matiz verde.

El monumento natural Eco Parque Encantado, ubicado en Tupiza, en el departamento de Potosí, está dividido en cuatro bloques (A, B, C y D).  “Esta separación permite al turista escoger el grado de dificultad durante el paseo. La Región visitó el bloque C, que es de leve dificultad. Está ubicado entre el cañón del Inca y el de Yaku Pururo. Este bloque es más “suave”; es decir, que en deportes se aplica el climbing y la escalda búlder (menor a cinco metros). También se hace barranquismo, que es el descenso por barrancos.

Cerca de la Puerta del Diablo se pueden apreciar pictografías en bajo relieve. Son la estrella de sirio, un zorro, una serpiente que representa la fertilidad, cazadores, la constelación de géminis y dos universos. Según comentan durante el recorrido, estas pictografías fueron descubiertas entre 1960 y 1970 por Francisco Salazar.

Debido a que la tierra en este sitio es arcillosa, la lluvia es el peor enemigo y los pictogramas se van perdiendo a través del tiempo.Mientras se avanza en la travesía, los guías cuentan la historia de Tupiza y en especial todo lo que se encontró en el territorio de este sitio natural. Pero también hacen hincapié en que el principal objetivo hoy en día es preservar este espacio. Su lucha diaria es contra la basura, ya que el botadero está cerca y eso provoca una degradación del área; la tala de árboles que se usan como leña y el asentamiento ilegal que realizan las personas.

La caminata dura entre seis a siete horas, e incluso hasta doce, dependiendo del bloque elegido para recorrer. Además del paisaje único que forman los cerros y la vegetación, la naturaleza regala un espectáculo sonoro único cuando el agua desciende.  El Jaku Pururo, que en quechua significa “montaña que brota agua”, lleva ese nombre porque cuando llueve, el cañón succiona el agua como una esponja natural y durante todo el año la va botando poco a poco; por eso mismo se forma una especie de caudales dentro del él.

El Cañón Colorado.

La serranía baja se encuentra a una altura de 2.950 msnm. Al escalarla se llega a 3.250 msnm, subiendo una longitud de 300 metros. Así que en todo ese recorrido se observan las diferentes eras geológicas de la tierra, según explican los guías.“La serranía roja tiene 40 millones de años, es de la época de la cordillera de los Andes. Antes de que exista la serranía roja, solo existía el cerro negro que es la Cordillera de Mochara y el Yana Orko que datan del periódo Ordovícico, cuando todo era mar, toda la cordillera de los Andes estaba debajo del agua”, relata José Luis Vargas Gonzales, director administrativo de la empresa turística Green Planet, que opera en esta ruta.

La aventura al ingresar al área protegida inicia con una pequeña escalada de dos metros. Hay que ser ágil y saber dónde pisar. Una vez que se pasa el primer obstáculo, la caminata sorprende al visitante.  Rocas de todos los tamaños son parte del recorrido. Por el material arcilloso algunas de ellas resbalan cuando llueve, lo que provoca el cierre de caminos. Es así que en ocasiones se debe cambiar de rutas lo que hace que cada paseo sea único.

Durante el recorrido los guías de Green Planet hacen un énfasis en la importancia de cuidar el medioambiente y en especial este sitio. Al ingresar, lo primero que se recomienda al turista es no dejar más huellas que las de sus pisadas y llevar consigo la basura que generen en el trayecto.  Respecto a la biodiversidad, los guías detallan una a una las plantas y animales que se observan en el camino y la importancia para este sitio el poder preservar.

La meta es llegar a la punta del cañón. Durante el trayecto hay zonas en las que se requiere pasar a rastras.  El turista debe considerar tener unas buenas botas para montaña, una polera que sea de manga larga, pantalones (que sean anchos) y sombrero con ala ancha. Es importante llevar una mochila, frutas, dulces y  agua, recomiendan los guías. Antes de ingresar al cañón se debe estar muy bien alimentado; así que unos tamales de la región es el mejor bocado sugerido.

Muchos de los tupizeños no conocen el potencial del Eco Parque Encantado, según indica José Luis Vargas, ya que la identidad del chicheño son sus cañones. “Sin cerros rojos, el tupizeño no es tupizeño”.  Justo cuando se divisa ese color, el camino anuncia que la parte más alta está muy cerca. Tierra firme y estable es la que da la comodidad para sentarse por unos minutos y apreciar la vista que tiene Tupiza. Desde allí el paisaje luce espectacular y el turista goza de una vista privilegiada.  Pero el paseo continúa, esta vez la aventura está en el descenso.

La famosa flor Ulala

ACERCA DEL TOUR

El paseo lo escoge el cliente de acuerdo al tiempo y resistencia. Las salidas por lo general son entre las 7:00 y 9:00 de la mañana. También está disponible la salida al medio día para regresar a las 19:00 horas. • El costo varía también según los bloques y horas que se elija. También se opta por incluir la alimentación, transporte y guías, que por lo general son dos. El promedio está entre los 200 y los 450 bolivianos. Aparte está el alquiler de caballos o vehículos.

 Contactos

Green Planet Etno Eco Travel  79647918 Email: tupizagreenplanet@gmail.com


CÓMO LLEGAR A TUPIZA
Existe transporte público permanente con salidas desde las terminales terrestres de los
departamentos de Bolivia.
Trasporte sugerido hasta Tupiza desde Oruro y Villazón: Ferroviaria Andina.
Contacto: 800119000 / Facebook: @ferroviariandinasa

Para llegar a Tupiza te recomendamos viajar en tren


REVISTA LA REGIÓN

Para leer en línea ver: http://bit.ly/LaRegión38  Descarga directa en pdf a un sólo clic: http://bit.ly/2A7Eils

 


Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos de este portal en plataformas de medios de prensa locales o internacionales, sin autorización previa de la Agencia de Noticias La Región. Solicite información a prensa@periodicolaregion.com