Un museo para visitar y conocer cómo la primera guerra moderna de América también fue la más sangrienta.


Texto: Raquel Orozco / Fotos: Navel Arroyo

Ubicado en pleno centro de Santa Cruz de la Sierra sobre la calle Bolívar, el Museo histórico de la Guerra del Chaco abrió sus puertas en 2014 en el número 468, en el lugar que anteriormente fue la sede de los ex combatientes beneméritos.

Los museos encierran muchas historias, pero aún más aquellos que conmemoran batallas, ya que no sólo exponen arte sino además los restos de la contienda, una vez que se saldaron las cuentas.

Fotos en sepia, el recuerdo de la primera mujer piloto boliviana, ametralladoras y balas de ambos bandos, planchas a carbón y máquinas de escribir, el único estandarte boliviano recuperado, un libro con los datos de los miles de civiles que se enlistaron para la batalla, murales, un monumento al soldado desaparecido; muchos son los objetos que se encuentran en sus salones pero este no es sólo un lugar para observar las reliquias de aquella guerra, sino que es un verdadero testimonio del sacrificio, esfuerzo y valentía de aquellos jóvenes que entre 1932 y 1935 decidieron que la defensa de su patria estaba por encima de sus vidas.

Según el coronel DAEN Carlos Martín Salinas, director de la Academia de la Historia Militar de Bolivia, este repositorio fue erigido por el comandante de la Octava División, Juan Antonio Olivera Medrano y su estado mayor, con la finalidad de “mostrar el valor y heroísmo de nuestros hombres a la población civil y dejar un legado que permita recordarlos con alegría y agradecimiento”.

El Museo histórico de la Guerra del Chaco se creó para transmitir la historia militar de Bolivia a todas las generaciones, por lo que si bien está dedicado a la Guerra del Chaco, el objetivo a mediano plazo es “desarrollar espacios para el estudio y análisis de otras guerras importantes como la del Acre, el Pacífico, entre otras.
Prueba de esto es que en la biblioteca que actualmente se encuentra en el museo existen volúmenes y títulos de distintas batallas. “Queremos fomentar el estudio de la historia bélica completa”, explica Salinas.

Te puede interesar: Museo de San Francisco

La comunidad está en contacto con los objetivos del lugar ya que algunos de los objetos que conserva el museo, fueron donados por las familias de los ex combatientes.

Actualmente este sitio cuenta también con un paraninfo, una biblioteca, un espacio de conmemoración de todas las batallas peleadas. Además, están desarrollando un espacio que recreará la cruenta e icónica batalla de Boquerón para que los estudiantes de escuelas y colegios, vecinos interesados y turistas que realicen la visita guiada se vayan con un conocimiento más amplio de la Guerra del Chaco. “Que sepan por ejemplo sus antecedentes, aspectos principales y resolución”, explica el Director de la Academia.

Te puede interesar: Museo Ictícola del Beni

Para este año la administración del museo, además de las visitas y exposiciones rutinarias, planea integrar actividades de diálogo como conferencias sobre aspectos bélicos regionales y coloquios de temas específicos al igual que espacios de lectura y presentación de libros. Sumado a ello, están trabajando con instituciones públicas locales para desarrollar el Diplomado en la Historia de la Guerra del Chaco. “Todas estas actividades se realizarán para fomentar en la juventud el interés por la historia militar en todas sus facetas”, concluye Salinas.

Dirección: Calle Bolívar 468
Días de atención: De lunes a viernes
Horario de atención: de 8 am a 12 pm y de 15 a 18 pm
Costo: Ingreso libre

 

revistas-descarga

Firma-Doly Leytón