Una intensa jornada de escalada deportiva se vivió en Santa Cruz como parte de un festival internacional. Una actividad que sigue creciendo gracias a deportistas y proyectos comprometidos.


Fotos y texto: Navel Arroyo

Con ganas de aprender y superar nuevos retos, 15 personas entre instructores y participantes participaron de la 2da versión del curso de Escalada Deportiva en la ciudad de los anillos. Una actividad  que se desarrolló durante tres días como parte del Festival Internacional de Cine de Montaña y Aventura Santa Cruz, dentro del Inkafest Mountain Film Festival, Tour Bolivia.

En esta ocasión los participantes nuevos se iniciaron en el deporte. Mientras los antiguos reforzaron conocimientos y vencieron desafíos.  “Encontré el deporte que me da la adrenalina para superar miedos y desestresarme”, expresó, Carla Parada de 17 años, nueva en la escalada. Mientras que Roger Torrico, que lleva más tiempo practicando, aprendió a escalar de diferente forma. “Es gratificante llegar a la cima”, mencionó emocionado luego de cumplir el reto que se había impuesto.

escalada-2

El curso comenzó con una clase teórica sobre la escalada, el cuidado de las herramientas y el trabajo de seguridad que se debe tener en equipo. Continúo con un día arduo de práctica en la palestra del Club de escalada Santa Crux, dónde cada participante pudo sacarse dudas y entrenar habilidades útiles, para culminar con el día de la práctica en roca, que se realizó en la zona de la Angostura.

El último día, con ropa y equipo adecuado, más comida y por supuesto agua, llegaron los escaladores listos para dominar la cima de la roca, que está en medio del paisaje natural de la zona de la Angostura, en la antigua carretera a Cochabamba. Allí, a pesar del incesante calor, el ánimo, la disciplina y concentración para llegar hacia la cima no cesaron. La práctica duró todo el día. Algunos participantes se dieron tiempo de refrescarse en el río y contemplar el lugar.

La escalada es una disciplina que poco a poco está ganando más adeptos en el país y este tipo de actividades la promueven. “Más motivado a impulsar la escalada y hacer que más personas se acerquen a este deporte. Esperamos seguir con el festival una vez al año”, comentó el escalador Darwyn Rouillé.

Al finalizar el curso, Andrés Cascales, presidente de Santa Crux, primer club de escalada en la capital cruceña, invitó a los participantes a unirse a este club para potenciar la práctica de este deporte en este departamento. También estuvo presente Mujer Montaña, un proyecto sin fines de lucro que busca promover y difundir deportes de aventura en mujeres de distintas edades.

Pero ahí no acabó todo, el Inkafest continuará con proyecciones cinematográficas en la Alianza Francesa hasta este 19 de octubre, a partir de las 19:30. El aporte es voluntario.