Lo que comenzó como una locura de tres hombres que irrumpieron en el paisaje de Irupana en 2003 es ahora toda una fiesta que concentra a más de medio centenar de deportistas que encuentran en este lugar el sitio ideal para volar. Irupanapente 2014, que se desarrolló del 25 al 27 de julio, fue todo un éxito. Chicaloma se unió a la fiesta al ritmo de la saya original.

Las condiciones para volar en Irupana son únicas. La actividad de los deportistas empieza desde muy temprano y se extiende todo el día.
Las condiciones para volar en Irupana son únicas. La actividad de los deportistas empieza desde muy temprano y se extiende todo el día.

Aventura, adrenalina, creatividad, pero sobretodo mucha emoción fue lo que dejó la 11a versión del Irupanapente que se desarrolló del 25 al 27 de julio en Irupana donde pilotos del interior y exterior del país se dieron cita para disfrutar de las condiciones únicas que ofrece este lugar.

Al menos 2500 espectadores que llegaron de diferentes latitudes y de las 120 poblaciones aledañas disfrutaron del gran espectáculo que incluyó un concurso de disfraces, de precisión y la primera Manga de Cross.

A 150 kilómetros de la ciudad de La Paz, Irupana, ubicada en la provincia Sud Yungas, es el paraíso de los parapentistas por las condiciones topográficas y climáticas que permiten practicar este deporte casi todo el día. Mientras que en otras zonas solo se puede volar entre las 9 y las 13 horas, en Irupana este tiempo se extiende hasta las 18 horas aproximadamente.

Marco Antonio Aruquipa, Director de la Escuela de Parapente La Paz, explica que este sitio es tan especial y atractivo porque además de que se puede practicar casi todo el día, a las 17 horas hay un efecto de restitución de aire que permite una sustentación para volar por mucho más tiempo, más alto y de forma muy segura. “Este efecto, único en Bolivia, nos permite dar este espectáculo con más de 17 parapentistas en el cielo. Todos los que vienen, esperan justo por este maravilloso momento”, detalló Aruquipa.

Además de un encuentro deportivo, este evento tiene un impacto positivo en Irupana ya que también genera un importante movimiento en la economía local y por la cobertura mediática, se impulsa la actividad turística. “Lo más importante es que gracias a este evento nuestro pueblo se da a conocer al mundo y el objetivo que se persigue es impulsar el turismo y que todos nos beneficiemos”, destacó Clemente Condoreña, alcalde de Irupana.

Competitividad de alto nivel

COMPETENCIA. Marcelo Blanco tuvo un reñido triunfo en dos de tres pruebas. La representación cochabambina arrasó en la primera Manga de Cross y el concurso de disfraces.
COMPETENCIA. Marcelo Blanco tuvo un reñido triunfo en dos de tres pruebas. La representación cochabambina arrasó en la primera Manga de Cross y el concurso de disfraces.

Un espectáculo fantástico fue el que ofrecieron los 54 pilotos que sobrevolaron el cielo yungueño durante el “Irupanapente 2014”, un festival en el que el espíritu competitivo de los parapentistas profesionales marcó nuevos retos para las próximas versiones del evento.

La primera manga de Cross protagonizada por 13 pilotos expertos tuvo como ganadores a los representantes cochabambinos Marcelo Blanco, Germán Navia, actual Campeón Nacional, y el destacado piloto Cristian Bustillos. Esta prueba consistió en realizar un circuito de 12 kilómetros desde la loma de Cernícalos pasando por puntos establecidos con GPS (balizas).

La emoción se apoderó del público en la pista de aterrizaje en Churiaca durante la prueba de precisión en la que los representantes de Cochabamba y La Paz marcaron un resultado muy reñido.

En esta competencia también ganó el cochabambino Marcelo Blanco, quien aterrizó a 1.60 metros de distancia del centro de la diana; seguido por Nicolás Morice (foto ) que estuvo a sólo 8 centímetros de superar a su oponente. El tercer lugar en el podio lo completó Fernando Sensano, ubicándose a una distancia de 3.24 metros del centro.

Perfil de los ganadores del Cross Open

Primer Lugar
MARCELOMarcelo Blanco, ganador de dos de tres pruebas del Irupanapente 2014 tiene 17 años de experiencia en este deporte. Actualmente cuenta con una escuela y brinda servicios de vuelos comerciales en la modalidad tándem en Cochabamba. Con 34 años, ha dejado de lado su carrera como Ingeniero Civil y se dedica tiempo completo a este deporte.

Segundo lugar
GERMANBicampeón Nacional de Parapente, German Navia es uno de los pilotos profesionales más destacados del país pues sus títulos son fruto de 18 años de experiencia. Tiene el récord de distancia de 84 km que logró recorrer en 2012 con un vuelo que partió desde la cara Este de Sacaba y concluyó en Parotani. Este récord aún no ha sido batido por ningún otro parapentista en Bolivia.

Su empresa, Parapente Bolivia, es una de las pioneras en la enseñanza de este deporte y del servicio de de vuelos tandem o biplaza (vuelos comerciales de paseo sin necesidad de una preparación previa del pasajero).

Tercer lugar

COKDestacado parapentista, Cristian Bustillos también estuvo entre los punteros de la competencia este año. En la versión 2013 ganó la prueba de permanencia de vuelo; se mantuvo en el aire durante tres horas.

Este Ingeniero Comercial tiene una trayectoria de 17 años en la práctica del parapente y es parte del selecto grupo de campeones que representan a Bolivia en competencias internacionales. Es además instructor profesional y piloto en la empresa Parapente Bolivia.

Un espectáculo de creatividad y destreza

DSIFRAZ PRINCIPAL
El piloto cochabambino Jhusbel Ruiz Luther ganó el primer lugar con un vistoso disfraz.

La fantasía de todo niño se hizo realidad en Irupana durante el espectáculo de creatividad y destreza que desplegó en el cielo a personajes como Mario Bross, brujos y brujas, el Barón Rojo, extraterrestres, monstruos y hasta un gran dragón volador.

Este colorido concurso también fue puntuado y tuvo como ganador a Jhusbel Ruiz Luther quien con un traje con larga cola e imponente cabeza de dragón demostró su maestría en el arte de volar.

La parapentista cochabambina Janeth Veizaga se hizo del segundo lugar por un singular disfraz de aviadora que incluía un avión antiguo hecho de material liviano con el que se desplazó como toda una profesional logrando un aterrizaje perfecto. Los niños y el público en general elogiaron su participación. El tercer puesto en este divertido concurso fue para Marco Requiz quien encarnó al Barón Rojo en un llamativo disfraz que cautivó al público.

DSC03359OTROS GANADORES

  • Séptimo lugar: Angel Pardo, disfrazado de bruja.
  • Sexto Lugar: Sandra Espejo, disfrazada de bruja.
  • Quinto Lugar: Jhonatan Alvarado, extraterrestre.
  • Cuarto Lugar: Boris Fernández, disfrazado de paraba.

¿Cómo llega el parapente a Irupana?

Iruparapente 8

La respuesta es una de las anécdotas más conocidas en el pueblo y la comunidad de parapentistas porque esto cambió la forma de ver el cielo irupaneño; este territorio solo privilegiado para las aves pasó a ser de dominio de los parapentistas que desde hace once años se reúnen en este festival para disfrutar de las condiciones únicas que encuentran allí.

El primer vuelo en este paraíso yungueño lo hizo Jaime Cuevas un 23 de julio del año 2003 fecha que por azares de la vida coincidió con el cien aniversario del nacimiento del irupaneño Rafael Pabón Cuevas, considerado uno de los más grandes ases militares de la aviación boliviana, durante la guerra del Chaco, según comenta orgulloso Jaime.

Cabe destacar que fue Ángel Pardo quien llevó este deporte a Irupana después de hacer un curso en Cochabamba y con el apoyo de sus amigos Vladimir Soukop y Jaime Cuevas sembraron la semilla del Irupanapente que este año en su 11a versión fue todo un éxito. El espectáculo cautivó a todo el público, incluso a un parapentista que quedó colgado en un árbol durante su descenso.

Sarita, una fanática sin igual

DSC03991Con 70 años, la señora Sara Maritza Moncada, una irupaneña de pura cepa, es considera en el pueblo como la fanática número uno de esta actividad puesto que ella también conoce en carne propia el placer de volar. Con una sonrisa a flor de labios y una alegría contagiante se la ve correr con un pequeño vaso de licor elaborado por ella misma para invitar a los pilotos cuando aterrizan.

Incansable, la mujer asiste los tres días del evento cada año, desde hace más de una década, y demuestra la cordialidad que caracteriza al pueblo de Irupana invitando también agua u otros refrescos. En la foto, en compañía de Jaime Cuevas, el piloto al que vio volar por primera vez en el cielo azul de su amada Irupana y Arturo Rosales, miembro de la organización del festival.

Las mujeres del aire

mujok

En un deporte en el que predomina, al menos en nuestro país, el varón como piloto, en el Irupanapente hay tres mujeres que rompen este esquema y demuestran que volar no es privilegio solo de los hombres. Estas valientes pilotos son Sandra Espejo de La Paz, quien en su vida diaria es Analista Funcional y trabaja en una entidad bancaria; Jhaneth Veizaga, una joven cochabambina que viene de familia de parapentistas y que ha hecho de esta actividad su estilo de vida. Con pelo rubio y una sonrisa cautivadora estuvo presente Carola Knaeble, una joven estudiante alemana que vive en Cochabamba.

Las tres son una verdadera fuente de inspiración que demuestra que para volar solo hace falta decisión y pasión. Ellas capturaron la atención del público y se robaron el corazón de los niños.

Arborizaje perfecto

graficas

En la jerga de la comunidad de parapentistas son muy conocidos los términos “arborizaje” y “aporrizaje” que simplemente son denominaciones jocosas a incidentes en los que por ciertas condiciones no se logra aterrizar en el punto esperado.

En esta versión del festival, el piloto cochabambino Juan Pablo Vergara fue el protagonista de lo que sus colegas denominaron un “arborizaje” perfecto. Muy cerca del lugar de aterrizaje en Churiaca, durante la prueba de Cross, Vergara sufrió el incidente y quedó dispuesto sobre la rama de un árbol a más de 15 metros de altura. Tras casi dos horas de trabajo intenso el piloto fue rescatado sin ninguna lesión en medio de los aplausos del público.

Irupana tendrá su propia escuela de pilotos

DSC04036

Un brillo sin igual reflejan los ojos de los cientos de niños de Irupana y de las comunidades aledañas que año a año se dan cita al pie de la montaña, en la pista de aterrizaje en Churiaca, para ver a quienes les inspiran y hacen soñar con algún día poder alzar vuelo.

“Cuando empezamos a volar en Irupana, hace once años, los niños jugaban con parapentes que se hacían de plástico”

Quienes están inmersos en el mundo del parapente saben que volar es un privilegio de pocos, pero en Irupana se está trabajando para concretar un ambicioso proyecto para establecer una escuela de parapente abierta tanto a los pobladores locales como a gente de fuera que desee aprender este deporte. El objetivo es que en Irupana, que es la población que tiene las mejores condiciones para la práctica de este deporte en todo el país, también se pueda ofrecer el servicio de vuelos comerciales con pilotos locales y a su vez incentivar el turismo en la zona de los Yungas.

Para ello se cuenta con el respaldo de los profesionales del Irupanapente, que brindarán el apoyo técnico; además del compromiso del alcalde municipal, Clemente Mamani Condoreña, de adquirir dos velas con las que se prevé iniciar los cursos a fin de año.

“Para nosotros es importante concretar este proyecto porque la influencia de la práctica del parapente en los niños y nuestra juventud es positiva. Considero que es algo que permitirá mantenerlos alejados de algunos vicios porque es un deporte sano”, apuntó la autoridad municipal.

En tanto que el coordinador técnico del festival, Jaime Cuevas, asegura que la Escuela de Parapente de Irupana es una tarea pendiente que se debe concretar ya que este deporte es parte de la vida de la gente en este pueblo y es importante formar nuevos pilotos locales que a futuro establezcan sus propias empresas para brindar el servicio de vuelos a los visitantes.

“Cuando empezamos a volar en Irupana, hace once años, los niños jugaban con parapentes que se hacían de plástico, ahora esos chicos ya son jóvenes y muchos tienen un sueño por concretar. Esta práctica es parte del pueblo porque en el ‘paraíso yungueño’, Irupana es la capital del parapente”, expresó Jaime Cuevas, el primer irupaneño que voló en parapente en su propio pueblo.

Chicaloma se une al Irupanapente con la pasión de la saya

CHIC1
Los pobladores de Chicaloma celebraron la llegada de los parapentistas al ritmo de la saya.

En los Yungas hay un pueblito donde la tierra es paraíso de Dios, donde la Saya se baila mejor”. Definitivamente se trata de Chicaloma, el principal pueblo afroboliviano de los Yungas que se caracteriza por la fuerte identidad y orgullo de sus tradiciones, costumbres e historia.

Es en ese lugar donde este año por primera vez el Irupanapente rompió la rutina y convirtió el campo deportivo donde el pueblo suele reunirse a jugar su deporte favorito, el fútbol, en una pista de aterrizaje que sólo pudo conquistar el piloto Rodrigo Lobo de Cochabamba. Jhusbel Ruiz Luther y Germán Navia también llegaron a Chicaloma pero tuvieron que descender en otro punto.

Como estaba previsto, tanto los parapentistas que alzaron vuelo en El Mirador de Irupana y aterrizaron en Chicaloma, como la delegación de periodistas que se hizo presente en el lugar, fueron recibidos por un grupo que interpretó la saya con los rasgos originales que tanto los enorgullece y que le ha valido a Chicaloma el reconocimiento mundial como la Cuna de la Saya.

Si bien no se pudo cumplir a cabalidad el objetivo de esta prueba, que tenía previsto la llegada de más parapentistas, el pueblo chicalomeño se mostró muy feliz y esperanzado de que este sea un paso importante para que todos los años la organización del Irupanapente los tome en cuenta y permita así promover el turismo en esta zona que se caracteriza por un clima cálido y abundante vegetación con sitios que asemejan a pequeños vergeles donde el visitante puede disfrutar de una gratificante estadía.

PRINCIPAL

Hacen realidad el sueño de volar

F
Los vuelos en equipos bi-plaza dan la posibilidad de volar de forma segura con pilotos expertos.

Las condiciones topográficas son adecuadas también en algunas zonas de Sucre y Tarija. Desde hace más de una década que volar en parapente en Bolivia ha dejado de ser exclusivo solo para los osados deportistas que además de poseer la habilidad para hacerlo, cuentan con el equipo necesario. Un negocio creciente, que se desarrolla con más fuerza en las ciudades de Cochabamba y La Paz, es el servicio de vuelos en equipos bi-plaza que da la posibilidad a pilotos expertos de volar de forma segura con pasajeros que no necesitan una preparación previa.

“Hay ciertos pasos dentro del protocolo de vuelo que nos permiten compartir la magia de volar. Nuestros equipos certificados, seguros de los arneses, cascos, estar comunicados, las condiciones climáticas y del lugar son algunos de los aspectos importantes que los profesionales que brindamos este servicio tomamos en cuenta para poder despegar y volar de manera muy segura”, detalla el director de la Escuela de Parapente La Paz, Marco Antonio Aruquipa Zenteno.

El parapente en equipos bi-plaza es parte de la oferta turística en Cochabamba y La Paz.

El Parapente es una actividad de montaña, entonces se necesita una altura para poder despegar y aterrizar en otro lugar, el equipo no tiene motor, por lo que La Paz, Cochabamba, Tarija y Sucre tienen condiciones que permiten planear en estos ultraligeros y brindan espacios ideales para aterrizaje sobre todo en sus valles, afirma Aruquipa.

En Cochabamba esta práctica es regular en Huayllani, considerado el sitio oficial para los despegues. Mientras que en La Paz, donde se realiza el vuelo más alto a un desnivel de 1200 metros, están los Yungas, Copacabana, el lago Titicaca, Coroico, entre otros sitios de práctica de este deporte.

El costo del servicio fluctúa entre Bs. 350 y 650 Bs dependiendo el lugar y empresa que se elija.

CONTACTOS: Cochabamba: 76936242 – 67565209  www.parapente-bolivia.com
La Paz: 71598293

LOGO LA REGIÓN☎ Celular: +(591) 70079347 (Doly Leytón Arnez)
✉ Email:       prensa@periodicolaregion.com
✉ Email:       prensa.laregion@gmail.com