Texto:  Gabriel Díez Lacunza  /  Fotos: GAM Pocona

 Pocona es de esos sitios cuya arquitectura se observa en las enciclopedias y documentales sobre ciudades antiguas, precolombinas en este caso. Sus estructuras de piedra, terrazas naturales, senderos verdes, cascadas, ríos y una variada vegetación hacen de este destino un atractivo turístico natural para los viajeros. Además, en su geografía se encuentran las ruinas de lo que un tiempo fue una de las fortalezas incaicas más importantes de la región: Inkallajta.

Ubicado a 140 kilómetros de la ciudad de Cochabamba, el municipio de Pocona -situado en la provincia Carrasco- cuenta con distintos pisos ecológicos y presenta altitudes que van desde los 1.600 metros hasta los 3.100 m s. n. m. Por tanto, quien visita estos parajes puede disfrutar de yungas, valles, cabecera de valle y lugares de altura.

La ciudad del Inca

INCALLAJTA

Uno de los principales atractivos de esta región es “La ciudad del Inca” o Inkallajta en quechua. El investigador boliviano Hugo Boero Rojo afirma que los incas, en su propósito expansionista, edificaban fortalezas para protegerse de los pueblos indígenas que los atacaban mientras avanzaban en la conquista de territorio. Entre estas construcciones están por ejemplo el Fuerte de Samaipata en Santa Cruz e Inkallajta en Cochabamba. Esta última fue erigida a mediados del siglo XV según coinciden cronistas e historiadores.

“Por sus características especiales, Inkallajta es una de las más destacadas muestras de una ciudadela fortificada que se construyó para sujetar el avance de los feroces guerreros chiriguanos y ‘yuracarés’ que asediaban a las poblaciones serranas en procura de conseguir botines: objetos de metal, cerámicos, tejidos, etc.”, anota Boero Rojo en Bolivia Mágica.

Quien visita estos parajes puede disfrutar de yungas, valles, cabecera de valle y lugares de altura.

Hoy en día, aquellas paredes de piedra que para los incas fungieron como escudo ante los ataques de tribus nómadas y semi nómadas se constituyen en escenarios donde los turistas recrean la historia. “Se trata del mayor legado arquitectónico del período incaico en Pocona heredado para el patrimonio boliviano. Comparado a veces como el Machu Picchu boliviano, no sólo es un símbolo regional sino una de las mayores atracciones turísticas que debe ser operada desde Pocona junto a otros atractivos circundantes”, explica la directora de Turismo del municipio de Pocona, Karla Orellana.

Distintos testimonios dan a entender que en Pocona el sitio más visitado y abierto al turismo es la fortaleza de Incallajta. Esta versión es corroborada por las autoridades del lugar quienes explican que este lugar tiene un manejo turístico con servicios de CAT (Centro de Atención al Turista) y Tours programados al lugar, con transporte contratado.

Entre el museo y la visita a los silos

CHIMBOATA

Hace 15 años, el 2002, se construyó el Museo Arqueológico de Pocona. Ubicado a una cuadra de la plaza principal de este municipio, al interior de este repositorio es posible encontrar una colección de cerámicas y distintas piezas de culturas cuyos miembros habitaban en la región antes de la llegada de los españoles. En la actualidad este sitio opera como un centro cultural municipal y, como tal, contribuye a mejorar la actividad turística y a promover la investigación, conservación y exposición del patrimonio histórico-cultural de Pocona.

Como territorio inca, muchas de las edificaciones-ruinas de la parte rural de Pocona, no sólo las de Inkallajta, responden al mismo tipo de infraestructura: muros de piedra de tamaño mediano a grande, amplias terrazas de pastizales y también de tierra, así como senderos hechos en una combinación de aprovechamiento de las rutas de la naturaleza y la mano del hombre con el posicionamiento de piedras para mayor sujeción al piso.

En Incarracaycito -un lugar cercano a Pocona– es posible ver cómo eran los tambos (sitios donde algunos viajeros ocasionales se alojaban) de la época. Se trata de una especie de cuarto con paredes de piedra y sin techo emplazado en la cima de una colina. Según la responsable de Turismo, este sitio presenta un estado de conservación regular dado que sus alrededores están cubiertos de vegetación y tiene muchos muros colapsados además de evidencia en superficie de saqueos y destrozos “realizados por buscadores de tesoros”.

A un costado de las ruinas de Incarracaycito se encuentran los silos de acopio de alimentos. Las autoridades explican que los restos de las bases de los mismos están en muy mal estado ya que a veces son excavados por “buscadores de tesoros” que no tienen mayor éxito en sus faenas porque ahí no se guardaban fortunas sino alimentos.

De lugar de vestigios a sitio turístico

CHILIJCHI

Toda el área del municipio de Pocona esconde en su paisaje una historia que contar. Es por eso que desde el municipio, apoyados en distintas investigaciones y estudios, contabilizan, aparte de las ruinas y sitios ya mencionados, al menos 18 lugares cuyo potencial turístico es elevado. Se trata de: Inca ñan, Fuerte Pajahuasi, Cuchu pucara, Sehuencas, Entierro (cementerio restos arqueológicos), Chullpa Moqo – Qhopi, Cerro Tumuyo, restos de bases de casa tardía (taller de tejería), cimiento muro extendido, Capilla khasa, Tata cruz, Inca perga, Ruinas de llustha, Cerro minas Orko y Kori paloma, Qollca Huayrachina – Chaqueli, Jatun Moqo, Mauka Pocona, Jarcapata y Yuraj Molino.

Inca ñan, por ejemplo, es una plataforma zigzagueante de más o menos dos metros y medio de ancho y que está construida sobre la ladera del cerro emplazada para conectar el tambo de Pocona con otros edificios incaicos llamados en la actualidad Pajahuasi y Pukara. De Cuchu pucara afirman las autoridades que se trata de restos “de lo que pudo ser una ciudadela” ya que existen restos de habitaciones y silos. Explican que se llega a ese lugar desde el sendero que va por Incarracaycito.

Haciendo el ingreso por el río Chaqueli es posible avistar un conjunto de recintos “emplazados estratégicamente en la cima de un abrupto farellón rocoso que correspondería al período tardío (siglos XV y XVI)”, afirma Orellana. Comenta que al interior de este lugar, de difícil acceso,  en la superficie se puede encontrar fragmentos de vasijas y restos óseos. Por esa razón, el lugar es conocido como “El Entierro”.

El visitante que recorra las vías de Pocona y sus comunidades podrá ver también restos de puestos de avanzada inca en dirección a Inkallajta. Inca perga, como se conoce a este lugar, está en las alturas de Phuyuwasi y es posible llegar hasta allí sorteando caminos pedregosos montaña arriba.

Como todo sitio turístico cuyos miembros quieren explotar ese potencial y denominativo, existen distintas formas de llegar a este municipio desde Cochabamba y, una vez en destino, conseguir un lugar donde pernoctar tampoco es un problema. ¡A dejar las enciclopedias y los documentales por un tiempo y a coger las maletas!

Cómo llegar 

En transporte público, desde  la parada de taxis ubicada en la avenida República, esquina calle Manuripi, casi av. 6 de agosto.


Publicidad

Publicidad / Oportunidad de negocios para el sector turístico.
Publicidad / Oportunidad de negocios para el sector turístico.
Tu apoyo es importante para nuestro trabajo. suscríbete y recibe nuestra revista impresa.
Tu apoyo es importante para nuestro trabajo. suscríbete y recibe nuestra revista impresa.

Lee nuestra revista en línea o descarga gratis en pdf

revistas-descarga

Firma-Doly Leytón