Fotos y texto Nelson Pacheco/Natura Tours

San José de Chiquitos es la primera parada obligatoria para los que viajan en tren hacia la ruta del Sudeste Chiquitano. Esta ciudad lleva el sobrenombre de Cuna de la Cruceñidad porque en ese lugar se gestó la creación de Santa Cruz de la Sierra.
A tan solo 5 km del centro urbano se encuentran los vestigios arqueológicos de lo que fue la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, fundada el año 1561 por el capitán Ñuflo de Chávez. El recorrido por este lugar es explicado por guías capacitados quienes dan a detalle la información de las últimas excavaciones y los nuevos hallazgos de lo que otrora fue la ciudad cruceña.

san josé de chiquitos (1)
Kilómetros más allá, hacia el sur, nos encontramos con el mirador de Ñuflo. Es un mirador natural desde donde se puede avistar la ciudad de San José de Chiquitos, rodeada de la majestuosidad del Bosque Seco Chiquitano, ecorregión característica de la zona.
Siguiendo el camino, nos encontramos con el Valle de la Luna, que son formaciones rocosas combinadas con la vegetación del Bosque Seco Chiquitano. Desde acá se ve de frente cómo se erige el cerro Turubó (que en español significa cerro solitario), el guardían de los josesanos.

san josé de chiquitos (3)
Finalmente, en la cúspide de este recorrido nos encontramos con el mirador de Leteí, lugar donde en ciertas épocas del año (octubre a febrero) se pueden avistar anidamientos de la paraba roja (Ara chloroptera).
Todo este recorrido se desarrolla dentro del área protegida Parque Nacional Histórico y Arqueológico Santa Cruz la Vieja, que cubre un área de 17.080 hectáreas. Durante el recorrido por los diferentes senderos se puede apreciar especies de flora y fauna de la ecorregión del Bosque Seco Chiquitano.

san josé de chiquitos

Lee nuestra revista mensual en línea

Descarga gratis en pdf

Portada-Newsletter

 

 

 

 

 

 

 

Firma-Doly