Publicita en La Región, se parte de las empresas que apoyan la difusión del lado positivo de Bolivia. Impulsemos juntos la actividad turística.

La Feria y Festival Nacional e Internacional del Charango 2017 cerró con la premiación a los mejores intérpretes y constructores del instrumento que da vida a este evento y, además, con importantes retos para la próxima versión. 


La Región/ Aiquile

Fueron tres jornadas intensas en la que niños, jóvenes y adultos intérpretes compitieron para conseguir el primer sitial en el Concurso Nacional de Intérpretes del Charango realizado en el marco del festival que se realizó del 2 al 4 de noviembre en el municipio de Aiquile, del departamento de Cochabamba.
Según los miembros del jurado, la competencia de intérpretes fue bastante reñida por el gran talento de todos sus participantes, que en la mayoría de los casos son charanguistas por herencia familiar. El primer lugar de la categoría Infantil fue para la montereña Tatiana Heredia; en la Juvenil ganó Gastón Anibarro Jesús de Sucre; en Mayores el primer puesto lo ocupó el paceño Freddy Rodrigo Huanca; en K’alampeado, Germán Vargas del Norte de Potosí y en la categoría Internacional, el japonés Kenichi Kumabara. La Ñusta elegida fue la aiquileña Laura Patricia Gómez.

En total participaron 11 delegaciones nacionales con 120 intérpretes; ocho representaciones internacionales con 15 participantes y 30 maestros del charango. Como complemento se tuvo 18 grupos folclóricos.
En el Concurso Nacional de Constructores, en la categoría Selecto, el primer lugar lo ocupó Nelson Claros Trujillo de Aiquile. En tanto que Daniel Mérida Claros, de la comunidad Comun Pampa, ganó el primer lugar tanto en Autóctono como en Walaycho. En Ronrroco, el aiquileño Nelson Claros Trujillo se hizo del primer lugar. En Tallados, el ganador fue Winsor Vallejos Barbolín de Aiquile. Por último, el primer puesto en la categoría de Exótico fue de Wilson Mérida Zenteno, de Comun Pampa.
Para el responsable de Cultura de Aiquile, Iván Molina Aguilera, el nivel y calidad en la presentación de los intérpretes del charango fueron excelentes, hecho que consolida, a su criterio, a Aiquile como la capital mundial de este instrumento y como un referente a nivel de calidad interpretativa.
Además del Concurso de Intérpretes, en Aiquile se realizó el Concurso Nacional de Constructores del Charango, la Feria de Costumbres y Tradiciones, la Feria del Uchuku, el plato tradicional aiquileño, y la gran Peña de Peñas. De acuerdo al reporte del responsable de Culturas, al menos 15.000 personas fueron parte del público en las diversas actividades durante las tres jornadas.
Para la autoridad municipal, el gran reto para las próximas versiones es la construcción del Teatro del Charango, tomando en cuenta que hasta la fecha el festival se realiza en una unidad educativa. Mencionó también que se continuará apostando por la mejora de la capacidad hotelera y de la oferta gastronómica. Además anticipó que se prevé incluir en la programación una oferta de circuitos turísticos para que los visitantes conozcan los atractivos turísticos de Aiquile.
En miras de mejorar cada vez más este evento de trascendencia internacional, la autoridad enfatizó en la necesidad de contar con el apoyo de la Gobernación de Cochabamba y del gobierno nacional, a través del Ministerio de Culturas. Lamentó que el apoyo de ambas instituciones se traduzca en una “limitada campaña de promoción y difusión”.
“Si bien se cuenta con una Ley que establece el apoyo a la realización del festival, es el gobierno municipal de Aiquile es el que destina gran parte de la inversión para la organización. Este año se contó con el apoyo de empresas y de personas particulares pero necesitamos como municipio un compromiso mayor y una voluntad política de las instancias, tanto departamentales como nacionales, tomando en cuenta que la fiesta del charango es uno de los mayores eventos culturales del país”, concluyó Molina.

Tradiciones, orgullo de los aiquileños

A las 8 en punto de la mañana del viernes 3 de noviembre más de un centenar de aiquileños querendones de sus costumbres y tradiciones se reunió sobre la avenida principal del pueblo para iniciar un desfile único. Jóvenes y adultos conformados en grupos, o pandillas, recorrieron las calles bailando el tradicional kaluyo aiquileño al son de guitarras, acordeones y, por supuesto, el charango. El sonido del hualaycho, el más pequeño y chillón de los charangos, no pasó desapercibido durante el recorrido.
Entre la vestimenta típica aiquileña destacó la que los varones usan desde hace décadas para las labores del campo. Prendas confeccionadas con cuero de animales de la zona, especiales para evitar las raspaduras por espinas que son parte de la vegetación agreste en los campos aiquileños. La k’araleva que es un chaleco de cuero, el lazo, una montera y un charango en mano es la estampa típica del aiquileño que se mostró durante el desfile. Varones montando caballos y otros dominando toros fueron parte del espectáculo brindado a quienes visitaron Aiquile.
La caminata concluyó en la unidad educativa Manuel de Ugarte donde se mostró las costumbres y tradiciones de Aiquile en una exposición de las festividades de este municipio que son parte de su cultura y un atractivo turístico importante.
En el evento organizado por la Dirección Distrital de Educación de Aiquile, se mostró en diversos stands cómo se celebran las festividades de la virgen de Candelaria, Todos Santos, de San Juan, Carnaval, Santa Vera Cruz, entre otras, además de los platos que se consumen en dichas fechas. La ceremonia de la K’illpada, que se realiza en Carnaval, Pascua o San Juan para marcar al ganado, es una de las más llamativas para los visitantes. Ch’allas, una especie de ofrenda, bailes y cánticos desbordaron en el lugar.

Uchuku, un plato que sólo se sirve en este lugar

Los aiquileños tienen mucho por qué sentirse orgullosos pero es el uchuku, su plato típico, el que hace que hinchen el pecho con más entusiasmo puesto que aseguran que es un preparado único.
Es así que en el marco del Festival Internacional del Charango dedican un día exclusivo para la Feria y concurso del Uchuku. Este año, el sábado 4 de noviembre el coliseo del colegio Manuel de Ugarte se llenó de comensales que buscaban disfrutar la afamada delicia. Seis mujeres aiquileñas, cada una con su propia receta y grupo de colaboradores, fueron las encargadas de preparar cientos de platos.
Esta comida se elabora con carne de res, pato y pollo que le dan un sabor intenso a la lawa (sopa) que se prepara con pequeñas papas, ají y pan molido. Se sirve acompañado de pastel de arroz, chuño phuti, relleno de papa con queso y una fritura de flor de ceibo. La preparación del uchuku demanda al menos tres días por lo que sólo se degusta en ocasiones especiales como bodas, bautizos, cumpleaños y en este caso en el festival del charango.

Los mejores charangos del mundo en un museo

Franz Navia, encargado de Turismo del municipio de Aiquile, afirma que los mejores charangos del mundo se encuentran en exposición en el museo dedicado a este instrumento instalado en su municipio en 1999.
Allí en una sola sala de exposición se encuentran al menos 300 charangos de las seis categorías que se premian durante el concurso de constructores en el Festival Internacional del Charango.
El Museo del Charango en Aiquile alberga los instrumentos ganadores de las distintas versiones del festival que se han realizado desde 1984. En esa misma sala se pueden observar afiches y pinturas que también son resultado de concursos anuales dedicados al instrumento de cuerdas.
Si bien cada pieza es única, entre las más sobresalientes están aquellas que han sido talladas con formas de animales, cuerpos femeninos, paisajes y rostros con aires indígenas. Además del charango más pequeño del mundo, de tres milímetros, tallado por el escultor Julio Martinez. La obra que se expone sobre cabeza de un alfiler solo se puede apreciar al observar a través de un microscopio.

El charango más pequeño del mundo se encuentra en Aiquile.
Los residentes aiquileños en Cochabamba, entregaron esta escultura que costó 25 mil dólares. Tiene 16 metros de ancho y pesa tres toneladas. Está ubicada al ingreso de Aiquile por la ruta que une esta población con Cochabamba.

Ubicación: Calle Campero, esquina Héroes del Chaco
Horario de atención de lunes a viernes de 8:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00.
Costo de entradas: Bs. 1 para gente local, Bs. 5 para visitantes nacionales y Bs. 10 para extranjeros.

Haz clic en las imágenes para leer otros reportajes de Aiquile


Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos de este portal en plataformas de medios de prensa locales o internacionales, sin autorización previa de la Agencia de Noticias La Región. Solicite información a prensa@periodicolaregion.com