Tres emprendimientos comunitarios en las poblaciones de Torotoro, Santiago de Huata y Charazani aplican el concepto de turismo biocultural para garantizar la conservación del medioambiente y revalorizar la cultura de sus comunidades.


Por Doly Leytón Arnez / Fotos: Andrés Claros Roncal

Turismo biocultural es un concepto que concibe al visitante como parte de la familia en las comunidades. El trato no es como el de un cliente sino un huésped con el que se comparte un modo de vida y el valor por el entorno natural con el fin de que estos sean conservados. Este enfoque responde a los principios de conservación y protección del patrimonio biocultural.

Es así que su aplicación permite conocer y promover la cultura de los pueblos que tienen como principio básico la relación armoniosa con la naturaleza. Esta manera de enfocar el desarrollo turístico puede ayudar a frenar el creciente turismo depredador.

Es así que en el marco del proyecto Biocultura y Cambio Climático se ha beneficiado a 25 municipios con la implementación de sub proyectos, entre ellos tres vinculados al turismo comunitario biocultural, como es el caso de los ejecutados  en las comunidades de Torotoro, en el departamento de Potosí, y en Santiago de Huata y Charazani, en el departamento de La Paz.

Según la coordinadora Mariana Sánchez, este proyecto se dedica a fortalecer el atractivo principal de cada región. En el caso de Torotoro es el turismo y la agro-biodiversidad. “Estamos fortaleciendo los temas locales, la agricultura, la producción  local, el turismo emprendimientos como “Cabañas Umajalanta”, Pascana “El Vergel” y emprendimientos productivos como AGROCAINE y A-PECT.”, detalla.

El objetivo principal es fortalecer a las comunidades en sus capacidades de adaptación frente a los efectos del cambio climático a través de la diversificación de sus medios de vida como ser la mejora en sus sistemas productivos apícolas y la gestión turística.

Sánchez informa que en la segunda fase de Biocultura se está considerando la operación y promoción, además de temas básicos de infraestructura. En tanto que en la primera etapa, en 2012, se trabajó con apoyo para infraestructura, capacitación y equipamiento.

Administración de Emprendimientos, Hotelería u Hospedajes Comunitarios, Guiaje Biocultural y Restaurantes Comunitarios fueron las áreas en las que fueron capacitadas las personas de las comunidades beneficiadas; todos los cursos con el aval de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”.



El proyecto de Biocultura tiene un impacto positivo en las comunidades, tanto en la conservación del medioambiente como en la economía por el sistema de redistribución de beneficios entre los actores locales. Todos los recursos que se generan por la actividad turística se reinvierten en los proyectos y distribuyen equitativamente entre las familias.

Biocultura y Cambio Climático es un proyecto conjunto entre el Gobierno de Bolivia y la Cooperación Suiza, enmarcado en el programa de reducción del impacto de cambio climático.  Por parte del Estado participan el Ministerio de Medioambiente y Agua (MMAyA), la Autoridad Plurinacional de la Madre Tierra y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Cabe mencionar que los proyectos de Torotoro y Santiago de Huata son ejecutados  por Tupiza Tours, empresa que  ejecuta proyectos de turismo para el desarrollo local, en el marco de su responsabilidad social. En tanto que en Charazani la ejecución se realiza de forma conjunta entre el Gobierno Municipal de Charazani, WCS y el asesoramiento de Tupiza Tours.

Alistan material promocional

Entre el 2012 y 2015, en Huaryra Q’asa, comunidad pionera en el turismo en Torotoro, se construyeron las “Cabañas Umajalanta” con inversión de la Cooperación Suiza, del Gobierno Municipal y contraparte comunal. En la segunda fase del proyecto se busca consolidar las tres iniciativas comunitarias mediante la promoción y difusión estratégica. Para ello se está invirtiendo en la producción de material promocional como videos, fotografías y una guía de turismo que incluye a los tres destinos.

Los hospedajes y servicios que se brindan tanto en Torotoro, Santiago de Huata como en Charazani no se destacan por la ostentación ni lujos; allí se brinda una atención hospitalaria con calidad y calidez que fomenta la amistad entre visitantes y anfitriones.

Acerca del Turismo Biocultural

       Diálogo entre iguales, enseñanza y aprendizaje intercultural, respetuosos de saberes y conocimientos.

       Respeto de todas las formas de crianza de la vida, la naturaleza y la madre tierra.

       Respeto y revalorización de las culturas e identidades culturales de los pueblos.

       Redistribución justa y equitativa de beneficios generados por la actividad turística entre el bien y derechos públicos, comunes y privados.

 


Prohibida la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos de este portal en plataformas de medios de prensa locales o internacionales, sin autorización previa de  La Región. Solicite información a prensa@periodicolaregion.com  o al 70079347


Te puede interesar también:


Apoya al periodismo independiente

Lee nuestra revista digital en línea

Descarga gratis (pdf)nuestras revistas

Ofertas paquetes turísticos de Bolivia en www.soybolivia.com.bo