A las 17:00 se presentará la obra “Un sueño guaraní” en la plaza principal de Santa Cruz de la Sierra.  En la cartelera también se contemplan seis presentaciones, tanto en la ciudad como en Samaipata.


Será un domingo intenso en el XI Festival Internacional de Teatro “Santa Cruz de la Sierra” (Fitcruz), la fiesta escénica más importante del país que es organizado por la Asociación Pro Arte y Cultura (APAC).
La cartelera contempla siete imperdibles presentaciones. A las 15:30 será el turno de Payaso Chacovachi, quien protagonizará su tercera intervención en el Fitcruz 2017 con la obra “Cuidado un payaso malo puede arruinar tu vida”. Esta vez el escenario elegido es el anfiteatro del Parque Urbano.
Luego, a las 17:00, en la Plaza Principal se podrá apreciar “Un sueño guaraní”, que contará con la participación de alrededor de 50 artistas. Será una performance con zanqueros, bailarines, murga y muñecos gigantes que miden entre tres y cuatro metros. Aquí se vivirá la historia de dos abuelos quienes cuentan a sus nietos las leyendas de la creación del fuego y del toborochi, basadas en la mitología guaraní.
A las 19:00, el elenco boliviano de Altoteatro actuará en el Centro Cultural de Samaipata, mientras que en la capital cruceña tendremos a los italianos de Teatro Strappato con la obra “El baúl de los bufones”.
Para las 20:00 será el turno de los argentinos de “Tiempos de Paz” en el Eagles School; y a las 20:30 los españoles de Burka Teatro subirán al escenario del AECID con “La Batalla”. Finalmente, a las 22:00 se abrirá el telón de Hispanic Breakdowm, de Inglaterra, con “The copla musical” en la Casa de la Cultura.
El XI Festival Internacional de Teatro contempla la participación de 10 países, 33 elencos, 56 obras y más de 200 artistas. La cita teatral concluirá el 1 de mayo.

Itinerario completo

Cifras
• 200 artistas
• 56 obras
• 10 países participantes
• 33 elencos

Suscripción-324x270

Los protagonistas toman la palabra

Burka Teatro

(Aranza Coello)
“La batalla” juega con la memoria inventada, reconstruyéndola a partir de los silencios del pasado. Es un juego de espejos donde una mujer contemporánea trata de buscar respuestas a sus interrogantes actuales reclamando la figura de su abuela y de la Penélope homérica, mito por excelencia de la espera.
Es un viaje emocional a la memoria colectiva que transita entre las dos orillas del Atlántico así como entre las orillas de lo real y lo imaginado. ¿Qué es lo real en la memoria?
La simplicidad de la puesta en escena, la honestidad del texto y lo brutal de las interpretaciones son sus mejores bazas. Y eso es lo que va a encontrar el público: la invitación a viajar a lo más íntimo de sus emociones y de su memoria.
Burka Teatro es una compañía de las Islas Canarias, una tierra a medio camino entre Europa, África y América, continente éste último con el que le une toda una historia de familias compartidas. Para la compañía, participar en este Festival Internacional es un honor y una maravillosa oportunidad de compartir esta batalla profundamente humana y universal.

Teatro Strappato

(Vene Vieitez)
Teatro Strappato es una compañía internacional con sede en Berlín, es una compañía que cree en el teatro como canal de comunicación entre realidades y personas lejanas, como actor político que ayuda a crear consciencia. Betún es una obra de teatro que habla sobre los niños de la calle y lo hace con un lenguaje único, el lenguaje de las emociones, las imágenes, las intenciones… es un espectáculo mudo en el que el espectador dialoga constantemente con su forma de ver el mundo. Llevar estas historias a la escena significa también sacarlas de la calle y llevarlas a lugares donde no suelen tener acceso.
La cifra estilística fundamental de nuestra compañía es el uso de la máscara y con ella buscamos abstraer los rostros, los personajes y convertirlos en pequeños iconos que comunican de forma íntima con el espectador. Dentro del uso de la máscara Teatro Strappato propone una técnica novedosa y original ideada por la compañía, el uso de la máscara componible, máscaras que se transforman a la vista del público y nos permiten ver cómo mutan los rostros a la par de las almas de nuestros personajes.

Tiempos de Paz

(Jose Kemelmajer)
Por mi parte le diría que “Tiempos de Paz” tiene todos los ingredientes que uno intenta a la hora de elegir un proyecto sobre un escenario: un buen texto, una buena composición de personajes, un fuerte conflicto, y unas circunstancias que trascienden el mero entretenimiento para lograr llegar a lo más hondo del espectador. Se ocupa de algo de la época en que nos ha tocado vivir.

Leer en línea nuestra revista digital