villazon1-1

Gente muy trabajadora, magníficos paisajes y experiencias únicas le esperan al visitante en este destino.


Por Adriana Olivera / Fotos: La Región y GAM Villazón

Los rincones de Potosí son una caja de sorpresas que pronto se abrirá para encantar al turista que pase por las provincias Modesto Omiste, Sud Lípez y Nor Lípez. Gente muy trabajadora, magníficos paisajes y experiencias únicas le esperan al visitante.

El alcalde de Villazón, Fernando Acho Chungara, informó que están trabajando con el fin de potenciar el turismo sostenible en esta zona para generar recursos económicos para la población. Actualmente la Unidad de Cultura y Turismo realiza pruebas piloto para oficializar esta ruta en conjunto con las autoridades de las distintas provincias y será puesta en marcha en el último trimestre del 2016, conectando con Uyuni, ambos en Potosí. Cabe resaltar que las agencias de turismo locales ya operan en estas rutas.

El Alcalde destaca el propósito de mostrar la diversidad de paisajes y trabajar con las comunidades, para generar ingresos mediante visitas de los viajeros a las distintas zonas. Sitios turísticos donde el visitante podrá ver de cerca las labores de alfarería, además de apreciar un paisaje hermoso. El lado oeste de Villazón es el punto de partida de la ruta.

“La idea es diversificar la oferta: las cuatro rutas que tiene a Uyuni y demás, que una va a ser por el Paralelo 22 donde ya está designado y aprobado por el Ministerio de Culturas y Turismo. Para eso vamos a hacer pruebas pilotos”, explica Carlos Rivera, encargado de la Unidad de Turismo.

Los municipios están trabajando con un monto que otorgó la Corporación Andina de Fomento (CAF) que equivale a 27 millones de dólares, más la contra parte de cada lugar. Se fomentará la creación de hoteles, campings y otros elementos que den la comodidad al turista para su pernocte, beneficiando principalmente a las comunidades de la zona.

El agradecimiento, permiso o pedido a la Pachamama, en la primera Apacheta de Villazón, es lo primero que se realiza al inicio de este recorrido antes de ingresar a la comunidad de Berque. Con una ch’alla (ofrenda que se hace con alcohol y coca a la Madre Tierra) se busca dejar los males atrás o el solicitar buenos augurios en el viaje. Al pie de la Apacheta se observan montañas como el Bonete y el Moruco, además de la población de Guadalupe y San Pablo de Lípez.

arte ferroviaria 2

“Berque se caracteriza por el tamaño”

villazon1-7
Hombres y mujeres de Berque se han especializado en la producción de artesanías de gran tamaño. Ostentan el jarrón más grande de Bolivia moldeado en arcilla.

villazon2-12Avanzando por la carretera, a unos 45 minutos de Villazón, se llega a Berque. Se trata de una comunidad alfarera donde la especialidad de sus habitantes es fabricar vasijas de gran tamaño como ollas, jarrones, floreros, cántaros, etc.

Hace 10 años los berqueños fabricaron la olla de arcilla más grande de Bolivia que tiene una altura de 4 metros con 25 centímetros. “La característica del lugar es el tamaño de sus creaciones. El más pequeño tiene unos 30 cms. de altura y el florero que hemos visto de 4,25 metros de altura. Berque se caracteriza por el tamaño”, aclara Raúl Ramos Vargas, director de la Unidad de Cultura de la Alcaldía de Villazón.

En Casira grande son expertos en la alfarería en miniatura

villazon1-9
La destreza que poseen los artesanos de esta zona les permite crear réplicas perfectas de objetos utilitarios en miniatura.

En Casira Grande, otra comunidad alfarera, la gente se dedica a la producción de alcancías, macetas, azucareros o floreros, pero de un tamaño más pequeño, a comparación de los objetos producidos en Berque. Su proceso de elaboración ya es diferente, porque usan la rueda moldeadora para que con las manos vayan formando la figura y el producto.

“Después se le pone un día más (para su total secado) porque luego tiene que orear, raspar, luego poner la orejita, luego sacar al sol; después se lo pinta y quema, ahí se termina”, cuenta Benito Párraga Cruz, productor alfarero de Casira Grande.

Entre los meses de junio y julio, fabrican hasta 100 docenas y producen hasta 22 modelos. Su principal mercado es la Argentina. Ahora su elaboración está dirigida para la Manka Fiesta, también en ese país, que se lleva a cabo en el mes de octubre. Los precios varían según la forma y cantidad, lo mínimo que venden es una docena.

Entre montañas y fauna silvestre

villazon1-5

El viaje continúa por el borde de la comunidad de Sarcarí y a los costados de la carretera se observan vicuñas; curiosas y a la vez asustadas se van alejando del camino para que nadie se acerque. En el paisaje se divisan también llamas y ovejas que buscan su alimento en los campos áridos.

También existen los suris (avestruces andinos) que son parte de la vista y del viaje. Estos animales recorren largos caminos para buscar agua; pocos aparecen a la vista del turista, es “cuestión de suerte” apreciar su presencia y belleza.

Contraste de paisajes

Para finalizar el primer recorrido y antes de seguir disfrutando de los paisaje de Potosí, se llega a uno de los miradores de Valle Rico. “Antes, cuando no había camino, se lo conocía como el ‘Tirabuzón’ por la forma que tiene”, relata Carlos Álvarez, guía de turismo.

El contraste de colores entre cada montaña hace única la vista. Entre azules, rojizos, amarillos y cobrizos se puede observar cada cerro, que es el ingreso hacia una nueva comunidad.

A simple vista y con más claridad y cercanía se vuelve a ver la montaña del Bonete. A sus pies se encuentra el Valle de los Cóndores, Valle Divino, la comunidad de Mojinete, Mirador y el Valle Rico. Desde esa altura se aprecia las nuevas carreteras que serán transitadas por los futuros visitantes, lo cual facilitará la llegada hacia las otras provincias.

Contactos:
Raúl Ramos Vargas – Cel. 67926433
Carlos Rivera – 76177344
Miguel Saiquita – 71113420
Unidad de Cultura y Turismo – Gobierno Autónomo Municipal de Villazón
Carlos Álvarez – Guía de Aventuras del Sur – 72896399

 

 

 

 

 

Leer en línea

Contáctanos
Firma-Doly Leytón